Cuando simplificar se convierte en  ¿obsesión?

Nos hemos enterado recientemente de que el próximo iPad 2 no tendrá botón de inicio, ese redondito abajo que usábamos en ese y otros cacharros Apple para ir a la pantalla de partida. Ya sabemos que a la compañía de Cupertino le gusta simplificar al máximo los diseño, y no es nuevo que Steve Jobs siente una extraña compulsión por quitar todo lo que sean teclas de más (recordemos que el teclado del Mac original no tenía flechas) desde su punto de vista.

¿Cómo se controlará el iPad 2 (y presumiblemente, el iPhone 5 que salga este verano)? Pues aquí tenéis un vídeo que nos lo muestra: habrá que aprender a hacer un par de gestos con tres/cuatro deditos.

Aunque nadie pensábamos que íbamos a vivir tan bien sin un teclado físico, y nos hemos acostumbrado, y los modelos actuales ya tienen muy pocos botones reales, soy ligeramente escéptico. ¿Cuándo demasiada simplicidad en un diseño es eso: demasiada? ¿Acabará Apple por volver a poner botón de inicio por petición popular, como le pasó con los modelos de iPod Shuffle, en los que casi quiso acabar con los controles físicos? ¿O nos acabaremos acostumbrando y pensando que no hacía falta el botoncito de marras? ¿Está la gente en su mayoría preparada para asumir ahora mismo ese cambio de filosofía, y olvidarse de pulsar teclas para ir aprendiendo a utilizar interfaces gestuales? ¿O es aún pronto para algo tan “radical”? En definitiva, ¿será bueno para la usabilidad del aparato, o ese sacrificio lo será también en parte de la ergonomía de uso?

Lo sabremos en breve: va a ser interesante, pero vosotros, ¿qué pensáis?

Noticia original en: creativebits.org (en inglés) :: iPad 2 will not have a Home Button


Comentarios (0)


Deja tu Comentario