iPhone 3G: 3 cosas que SÍ es y 3 que NO es (y III)
Completamos hoy por fin la serie de artículos (véanse la primera y segunda parte) sobre el teléfono de Apple, en la que estamos hablando de las ventajas y carencias del aparato, y nuestro “post” final comentará cómo SÍ es un estupendo acceso a Internet y cómo NO es un ordenador ultraportátil

Lo que SÍ es: Internet en tu bolsillo

Por supuesto, de base diremos que admitimos que el iPhone no es “TODO Internet en tu bolsillo“, pero sí el mejor aparato que he visto hasta el momento para tener acceso a lo más relevante de Internet, en un cacharro que se lleva en cualquier sitio. También es verdad que hay y ha habido mil y un intentos de ponernos Internet en los móviles, y las Blackberry tienen fama de ser de lo mejorcito para acceder por ejemplo al correo electrónico. No dudo que el sistema de correo que incorpora el iPhone es mejorable, aunque es muy bueno. Cualquiera que tenga necesidad de consultar el email en cualquier lugar: el tren, en coche, en el campo, etc. va a estar encantado con la funcionalidad 3G que no es infalible ni mucho menos, pero que hace una delicia poder navegar una web u operar con el correo en sitios donde ni por asomo haya una wifi. Si el manejo del correo es bueno, lo mejor es la navegación por Internet. Habiendo visto en videocomparativas por Internet de cómo es la navegación en una Blackberry Bold (se lanzará en breve como lo “plus de lo plus” en smartphones), tengo que decir que lo del iPhone sigue siendo una exquisitez.

  
Navegar la web empleando gestos y toques, es fácil, visual y le da 100 vueltas a lo que hacen otros teléfonos con Internet

Entras en el navegador (una versión de Safari adaptada), tecleas una dirección y te mueves con el dedo por la página. Un doble toque amplia una zona determinada, y otro posterior devuelve el zoom a su sitio. Amplias, reduces y mueves zonas para leer mejor. Giras el dispositivo, y la página se visualiza en un formato apaisado. ¡Genial! Con una pantalla pequeña se pierde cierta ergonomía, es cierto, pero es lo mejor que se puede conseguir (de momento), y se puede operar a todos los niveles: navegar, seguir enlaces, moverse por historial, generar varias páginas, rellenar y enviar formularios…

He navegado distintos tipos de páginas: información, buscadores, noticias, banca electrónica, etc. Probablemente las menos navegables sean las de la administración, que siempre son incompatibles con todo menos Explorer, y las que se basan únicamente en Flash, ya que no existe aún (se rumorea está en camino) un reproductor Flash para el iPhone. Hay que destacar no obstante que hacer una versión completa de Flash para un dispositivo móvil es todo un desafío: generalmente lo que se integra en estos aparatos es un Flash Lite descafeinado que no tiene las últimas capacidades de lo que podemos experimentar en nuestros ordenadores. Con lo cual no se puede tampoco calificar de gran decepción que no tenga una versión reducida, que no sería plenamente funcional. Tampoco hay soporte para Java, pero eso preocupa menos. Mis sensaciones con Internet móvil en el iPhone han sido fantásticas, a pesar de las limitaciones. Sinceramente, descubres que el Internet de verdad te acompaña a todas partes, por fin


Ya hay decenas de webs optimizadas para el iPhone, como las de Faq-mac.como iPodizados.com, sólo hay que entrar y disfrutar

 

Y un último aspecto positivo: la carencia de Flash me parece que va a ser un buen acicate para que las webs de contenido se pongan las pilas a crear cosas basadas en estándares de la web, y dejen de abusar de contenido incrustado en Flash, que siempre es menos ergonómico, accesible e indexable. Muchas webs tienen hasta su versión iPhone o para móviles, como la de Tele5, Faq-Mac, RTVE, Google News, y otras, que todavía son mucho más utilizables y ágiles de navegar con el celular de Apple.
 

  Lo que NO es: un ordenador ultraportátil 

En las últimas semanas he oído opiniones en el sentido de que el iPhone puede ser el digno sucesor de los TabletPC. Personalmente no lo veo asi. Un Tablet es un ordenador en toda regla: cierto, con limitaciones de hardware y modificado para que opere de una forma más PDA; pero puede ejecutar el mismo sistema operativo (sin apenas más modificación que los drivers) que un PC de sobremesa. Nuestro iPhone tiene una versión específica de Mac OS X, no la versión completa. Es un hermano pequeño, y no el original. De ahí las múltiples carencias comparado con cualquier Tablet o portátil. Desde el no poder “copiar y pegar”, pasando por la falta de capacidades ofimáticas de serie, y el no tener posibilidad (de momento, ya veremos) de un teclado real… Son todo pegas bastante grandes como para pensar en sustituir bien a nuestro Tablet o a un portátil.
    
  ¿Necesita el iPhone un teclado físico y algunas aplicaciones máspara llegar a ser considerado un ultraportátil? Probablemente

 

Es cierto que si no necesitas editar todo el día documentos de Office, o tus emails o mensajes no son muy largos, o si simplemente quieres relajarte unos días y no cargar con el portátil, el iPhone es una excelente solución para tener unas ciertas funcionalidades en un aparato chiquitito. Pero de momento es complemento, y no sustituto, de cualquier otro tipo de “hermanito grande”.

  Conclusiones

Apple nos vende el iPhone como una experiencia revolucionaria que es una mezcla de teléfono, iPod y navegador de Internet, y ciertamente es en esos aspectos en los que destaca sobremanera. Quizá tiene menos de PDA, o de portátil, o no es el “todo-en-uno” idealizado que buscamos en vano en el mundo de los móviles. Pero es un dispositivo multiusos ultraportátil con conectividad wifi muy fácil de utilizar. Y gracias a la ampliación con aplicaciones, es posible hacer mucho más con él de que uno en un principio pensaba. Pero el tema de aplicaciones para el iPhone es otro tema, que merece ser tratado en muchos y distintos posts…

Comentarios (0)


Deja tu Comentario