Aprendiendo a ser autónomo

De esto va el tema: el empleo se ha destruido, y las previsiones ecónomicas no son nada halagüeñas para los próximos años

ASÍ DE CRUDA es La ley de la oferta y la demanda: hay mucha demanda de trabajo pero poca oferta del mismo porque los modelos sencillamente han cambiado. Las formas de trabajo no volverán a ser como antes. Esto sienta muy mal, no estamos preparad@s para ello, pero es así.

A todos indudablemente nos afecta: si eres trabajador porque habrás visto recortes en tus derechos; si eres autónomo porque posiblemente te encuentres en la tesitura de qué dirección tomará tu negocio, y si eres una PYME o micropyme, porque posiblemente sufras los vaivenes del mercado, la disminución generalizada del consumo, amén de los retrasos y de la morosidad en los pagos… así que en esta tesitura…

¿Qué hacemos?

¿Esperamos de brazos cruzados a que la situación mejore, lamentándonos de lo malos y corruptos que son bancos y políticos?

La indignación en muchos casos está más que justificada, pero sintiéndolo mucho, no sirve. La entiendo, pero no genera ingresos; y que yo sepa, todos necesitamos comer y pagar facturas, así que si 2+2 son 4 y el empleo se ha acabado, tenemos ante nosotros el gran reto de volver a crearlo. Así es, tal como lo has leído: combatir la indignación creando empleo, el nuestro propio –y quizás el de otros, también.

Así que partiendo de esta base, tendrás que plantearte lo que vas a hacer. Tienes varias opciones y ninguna es sencilla, pero recuerda: ES ASÍ. Toca formarse a conciencia y trabajar duro para maximizar las posibilidades de ser empleables.

¿Pero hay trabajo?

Si, lo hay; y mucho… lo que sucede es que hay una diferencia abismal entre las pretensiones de los trabajadores, y las de las empresas: las empresas lo quieren todo, y los trabajadores también. Así no se llega a ninguna parte…

¿Qué opciones tengo?

Trabajar por cuenta ajena Si eres joven -es decir, si tienes menos de 35 años- tienes tus posibilidades trabajando para otro, pero ten en cuenta que te vas a pegar con mucha gente igualmente o mejor preparada que tú; así que es una opción muy válida si tu aspiración no es mayor que la de adquirir experiencia, ganar más de 1200€ en el mejor de los casos, o ser el eterno becario de una prestigiosa multinacional que te prometerá el oro y el moro.

Trabajar en la Función Pública ¡Buena Suerte! Sabes que durante los próximos 3 años, tendrás que estudiar todos los temarios habidos y por haber de los Boletines Oficiales del Estado, a razón de 5 a 6 horas diarias para un resultado bastante improbable (se están haciendo recortes salvajes en gasto público)

Trabajar por cuenta propia Si te apasiona un tema, detectas una necesidad o crees que podrías mejorar un producto o servicio existente, ¿por qué no dar el salto?  No es el camino más fácil, estamos de acuerdo; pero tiene muchas compensaciones…

¿Y eso cómo se hace?

A la mayoría de personas cuando se les habla de crear su propio puesto de trabajo, les entra pavor. Suelen comentar –y si no lo comentan, lo piensan- que es muy arriesgado y que prefieren olvidarse de todo cuando llegan a casa… Pero si todos pensáramos así, ¿quién arriesgaría entonces? ¿Por qué iba alguien a cotizar por ti, si tú mismo reconoces que no estarías dispuesto a hacerlo? Que alguien me lo explique…

Así creo que de partida tenemos que empezar a buscar soluciones en nosotros mismos; esto implica que reeduquemos nuestra mente, esforzándonos por aprender aquello que desconocemos. Así, este espacio pretende ser un compendio de pautas para emprender y conseguir el camino hacia el cambio.

–un artículo de Isabel Galán-


Comentarios (1)

  • |
    26 agosto, 2011 at 3:49 pm

    Creo que la gran asignatura pendiente de nuestro sistema educativo es la de emprendedor, nos perdemos en teoría, que en el mundo real no sirven para nada. Años y años estudiando con gran esfuerzo para ni saber trabajar por cuenta ajena y menos para uno mismo. Una vez echada la vista hacia atrás, incluiría en los planes de estudio de los institutos asignaturas obligatorias de como hacer, como leer y los tipos de contratos así como nociones básicas de economía para llevar un negocio, ya que llegas al mundo real y en vez de dedicarte a tu trabajo, la mayor parte del tiempo has de invertirlo en como hacer un IVA, como pedir subvenciones o como narices hacer un presupuestp.


Deja tu Comentario